Antología Pachamar. Unión entre los pueblos

ANTOLOGÍA PACHAMAR

Pachamar, antología latinoamericana que reúne voces de todo el continente en una misma causa…  Agradecemos a René Andrés Silva Catalán por la hermosa portada que nos diseñó y a todxs lxs amigxs que con consecuencia y convicción colaboraron en esta edición: Alejandro Banda, Juan Garrido, María Paz Valdebenito, Gregorio Paredes, Rodrigo Benitez, Bernardo González, Guillermo Mondaca, Ema Ugarte, Mauricio Torres Paredes, Micaela Mendoza, Jaime Magnan Alabarce, Victor Paz Irusta, Chary Gumeta, René Andrés Silva Catalán, Valeria Sandi, Quincho Terrazas, Henry Alexander Gómez, Pavel Ugarte Céspedes, Oscar Saavedra Villarroel, Marcelo Belmar, Cecilia Gianlupi, Juan Manuel Mancilla, José Molina, René Morales Hernández

Esta edición estuvo a cargo de Cesar Hidalgo Vera e Isabel Guerrero

 

 

Abrazo Letras Adentro (Prólogo a la edición)

La siguiente edición nació a partir del legítimo reclamo de Bolivia y los posteriores veredictos de La Haya, que le da esperanzas para que finalmente pueda tener su derecho a mar, ese reflejo del cielo que tanto necesita. Entonces, nos dimos a la tarea de ir más allá de un mero saludo y convocamos a diversos poetas latinoamericanos para que enviaran sus obras.

La gran Violeta Parra después de conocer Bolivia y de haber tocado y cantado allá, vez que contestaba el teléfono atendía con la siguiente frase: “Mar para Bolivia, ¿Con quién quiere hablar?” También, a fines del siglo XIX, hubo un ministro chileno llamado Juan Gonzalo Matta, quien viajó a Perú con la misión de gestionar que ambos países, le dieran esa salida al mar requerido. Pero las oligarquías peruana y chilena, no lo permitieron porque finalmente este ministro es asesinado, haciéndose pasar su muerte como un “lío de faldas”.

Así de peligrosas son las oligarquías y los poderes. Por eso a los presidentes progresistas: Balmaceda en 1891 y Allende 1973, los asesinan o inducen al suicidio. Chile no ganó ninguna guerra, la ganó Oliver North, quien sabía que Perú y Bolivia le cobrarían por sacar los minerales y Chile, en cambio, se los regalaría, porque siempre lo ha hecho. Y así nos siguen robando los recursos, los ríos y el mar. Si alguien no lo sabe, les contamos que el mar no le pertenece al pueblo chileno, sino que fue entregado a perpetuidad a 7 familias, las mismas dueñas de Chile.

El Fondo Monetario Internacional propicia las dictaduras y la violencia en los países con la intensión de saquear y empobrecer, matando a guardianes de los recursos y a sindicalistas defensores de los derechos humanos. Son lugares como México y Colombia los que sufren la mayor consecuencia, ya que jamás se persigue a los asesinos de las miles de muertes que llevan a cuesta. Por eso, esta antología comienza con tres poemas del poeta chileno Aristóteles España, quien fue confinado y torturado en la isla Dawson, un campo de concentración en el sur de Chile, mismo lugar en el que encerraron y mataron con ropas infectadas a los pueblos indígenas Selknam, Onas y Yaganes (los patagones).
Es urgente que con nuestro arte despertemos al entorno y nos unamos sin fronteras para pelear contra el abuso que nos acosa, para robarnos el paisaje y el sostén de toda nación. ¡Solo el arte nos hará libres! Por eso este “abrazo letras adentro” y fuera de las fronteras.

César Hidalgo Vera.
Valparaíso, octubre de 2018
Chile

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Top